Pizzas históricas

En las calles de Nápoles comenzaron a surgir pequeños puestos de comida que vendían una especie de pan plano cubierto con ingredientes sencillos como tomate, aceite de oliva, ajo y queso. Esta versión primitiva de la pizza era conocida como "pizza marinara".

A medida que la popularidad de la pizza marinara crecía, los pizzaiolos (maestros pizzeros) de Nápoles empezaron a experimentar y agregar nuevos ingredientes a sus pizzas. Fue así como surgió la famosa "pizza margherita" en honor a la reina Margherita de Italia en el siglo XIX. Esta pizza llevaba los colores de la bandera italiana: tomate (rojo), mozzarella (blanco) y albahaca (verde).

La pizza se popularizó aún más cuando Nápoles se convirtió en un destino turístico y los visitantes descubrieron esta deliciosa especialidad local. A mediados del siglo XIX, la pizza se expandió fuera de Italia y llegó a Estados Unidos con los inmigrantes italianos.

En Estados Unidos, la pizza se adaptó a los gustos y preferencias locales, y se crearon diferentes estilos regionales, como la pizza estilo Nueva York, la pizza estilo Chicago y la pizza estilo California, entre otros.

A lo largo del siglo XX, la pizza se convirtió en un fenómeno global, siendo uno de los alimentos más consumidos y amados en todo el mundo. Hoy en día, puedes encontrar una gran variedad de pizzas con infinitas combinaciones de ingredientes, desde las clásicas hasta las más creativas y extravagantes.

Comentarios (0)

Sin comentarios en este momento.